Entre Eventos y Keynotes

No he podido resistir la tentación, algo tardía, de comentar las grandes novedades tecnológicas que presentaron Microsoft y Apple la semana pasada.

Una vez más pudimos presenciar la enésima batalla entre titanes que empuñaban la innovación por arma y la revolución por bandera. Aunque esta cruzada por el futuro, a diferencia de muchas de las anteriores, parece tener un ganador bastante más claro como parece leerse a continuación en la epopeya.

Microsoft

Ya hace unos años desde que una Microsoft con sobrepeso, se sentó en el sofá-trono, le dio por encender la televisión y observó impotente como los Smartphones estaban cada vez más presentes en una sociedad denominada como Post-PC.
¿Cómo era posible que el Smartphone de 700 dólares que presentó un flamante Steve Jobs allá por 2007 pueda estar afectándome tanto? En ese momento la compañía de Redmond comprendió que para continuar en su trono debía rotar hacia la movilidad: para ello debía adelgazar para ganar flexibilidad, apostar por la creatividad para tonificarse, y empezar a correr la maratón que su competencia ya había emprendido hacía tiempo.

El 26 de octubre hemos asistido a la culminación de esa carrera de superación. Una Microsoft que se ha esforzado en alcanzar a sus rivales y que actualmente se ve con fuerzas para hacer un sprint para adelantarlos. Para ello ha apostado fundamentalmente por dos productos.

Surface Book i7

Básicamente se trata de la mejora del portátil-tableta presentado el año pasado, ahora con dieciséis horas de autonomía. Eso es lo que dijeron y ahí esta la promesa. En los tiempos que corren, y como ya sabréis en vuestra experiencia, son unas cifras increíbles.

Este hecho quizás se deba a su nuevo procesador Intel i7 Skylake con refrigeración mejorada o a una mejor optimización de la nueva Nvidia GTX 1060 que incorpora, porque el resto del equipo permanece completamente inalterado frente a la versión anterior.

De esta manera se nota una confianza plena de Microsoft en su flagship, apenas modernizando su envoltorio para hacerlo un caramelo aún más atractivo para aquellos bolsillos capaces de desembolsar 2.399 dólares por él.

Particularmente el planteamiento híbrido que fusiona la tableta con el portátil me encanta. Poder conmutar entre ambos formatos de manera cómoda y sin apenas sacrificios en mismo producto, pues tiene bastante sentido si se hace bien. Microsoft parece haber acertado con la tecla adecuada y únicamente se está centrando en perfeccionar lo aparentemente genial.

Surface Book i7

Básicamente se trata de la mejora del portátil-tableta presentado el año pasado, ahora con dieciséis horas de autonomía. Eso es lo que dijeron y ahí esta la promesa. En los tiempos que corren, y como ya sabréis en vuestra experiencia, son unas cifras increíbles.

Este hecho quizás se deba a su nuevo procesador Intel i7 Skylake con refrigeración mejorada o a una mejor optimización de la nueva Nvidia GTX 1060 que incorpora, porque el resto del equipo permanece completamente inalterado frente a la versión anterior.

De esta manera se nota una confianza plena de Microsoft en su flagship, apenas modernizando su envoltorio para hacerlo un caramelo aún más atractivo para aquellos bolsillos capaces de desembolsar 2.399 dólares por él.

Particularmente el planteamiento híbrido que fusiona la tableta con el portátil me encanta. Poder conmutar entre ambos formatos de manera cómoda y sin apenas sacrificios en mismo producto, pues tiene bastante sentido si se hace bien. Microsoft parece haber acertado con la tecla adecuada y únicamente se está centrando en perfeccionar lo aparentemente genial.

Surface Studio

Se describe en dos palabras: Im – Presionante. Con la presentación de la Surface Studio, Microsoft acaba de consolidarse como todo un referente en creatividad e innovación. ¿Pero que es lo que ha hecho para recibir tantos elogios? Pues regresar del futuro con un All In One de altísima gama. Creo que todas las palabras que incluya aquí son innecesarias, cuando existe un vídeo que vale más que cualquier conjunto de letras agolpadas. Disfrutad.

Una vez visto el vídeo al clickar en el enlace, llama la atención un pequeño dispositivo circular que actúa como menú físico al tocar la pantalla de la Surface Studio. Su nombre oficial es “Surface Dial” y básicamente sirve para eso: hacer más cómodos y fluidos los menús.

Apple

Apple fue, es y será todo un símbolo de empresa tecnológica basada en la innovación. Tal es así que su logo, la manzana mordida, se asocia inconscientemente con la creatividad.
Este hecho no se debe a la casualidad, es innegable que sus innovaciones han conseguido desviar el cauce del río tecnológico hacia otras desembocaduras, creo que no hace falta mencionar al iPod o al iPhone. Así pues, las expectativas que orbitan en torno al planeta manzanero son inmensas.

Y una calurosa tarde del 27 de octubre comenzaba la ansiada Keynote. “Hello Again” rezaba la pantalla de espera con la omnipresencia del afamado logo frutal. Y por fin, a en punto, Tim Cook ya saludaba sonriente.

MacBook Pro

Mejor y más. Me explico.

Mejores prestaciones. Apple ha actualizado los procesadores Intel Broadwell que montaba el Macbook Pro Retina Original, con procesadores Intel Skylake que garantizan mejor rendimiento y, sobre todo, eficiencia energética. Así también, con este salto generacional, se ha actualizado la gráfica integrada en el procesador con la mejora de desempeño que esto implica

Mejor diseño. Se nota un importante esfuerzo desde los talleres de Cupertino por mejorar las dimensiones de este nuevo Macbook Pro. Porque no sólo han perfeccionado detalles como el logo de la tapa sino que también han reducido muy notablemente el grosor y el peso del dispositivo. Tal es así que rivaliza muy seriamente con el Macbook Air, considerado el portátil más destacado de su catálogo.

Más características. La mejora de diseño ya mencionada ha propiciado que Apple utilice puertos USB tipo C en detrimento de los tradicionales. Una decisión controvertida que seguro que hará fruncir el ceño a más de un usuario hasta que vea la Touchbar, la siguiente gran novedad destacada de estos Macbook Pro. Esta se trata de un estrecho panel táctil que sustituye a la clásica barra superior del teclado, desde escape hasta suprimir. Su función primordial será mostrar funciones extra desde un acceso más sencillo y orgánico. Eso si, Apple sigue sin introducir un monitor táctil que se ha demostrado que tan bien funciona en productos como el Surface Pro o el Ipad Pro.

Más Precio. Todo lo anterior tiene un precio, y conociendo a la compañía que lo comercializa está claro que no será barato. Partimos de un modelo básico sin Touchbar y con sólo dos puertos USBC a 1699. De ahí seguimos escalando el préstamo bancario hasta alcanzar los 3.199 euros de su configuración más avanzada en todos los aspectos técnicos.

El nuevo MacBook Pro 2016 es una evolución de libro sobre la anterior generación: Moderniza componentes críticos para seguir en la cresta del oleaje; Perfecciona aún más su diseño; Y añade un componente fresco e innovador.

Sin embargo el apartado del precio me trastoca especialmente y creo que es una parada obligatoria durante el transcurso del texto. Con un precio de 1699 euros encontramos el modelo más básico de MacBook Pro, un modelo que no se basa simplemente en un recorte de esepcificaciones… sino que le suprime las principales novedades de modelos mas equipados (a partir de 1999 euros) como son la Touchbar y la mitad de puertos USB typeC.

Con este movimiento, Apple coloca su gama de entrada al universo MacbookPro 2016 como un simple aperitivo en vez del banquete principal… ¿Pero por qué? Pues porque o a Apple se le ha ido la olla definitivamente, o quizás con este teatro estamos asistiendo a un nuevo acto en su historia, que empieza con una transición entre el epílogo del Macbook Air y el prólogo de este nuevo modelo de MacBook Pro.

Y tiene sentido. Los avances tecnológicos de los últimos años han permitido introducir más potencia en menos espacio, por lo tanto a cada día que pasa, la gama Macbook Air esta perdiendo su esencia y virtudes en favor de unos modelos profesionales más livianos. No me extrañaría que en unos años, existiera un modelo de Macbook Pro Básico con aún mejores dimensiones que el Air actual y a un precio similar, manteniendo una potencia más que notable. Con este proceso se cerraría el círculo de la extraña nueva obsesión de Apple de acoplar el apellido “Pro” a todos sus nuevos productos portátiles.

If you want to view paradise

…Simply look around and view it.

No cabe duda alguna, los acontecimientos sucedidos la semana pasada marcarán un hito en la línea cronológica de avances tecnológicos.

Bajo mi perspectiva, actualmente nos encontramos en un punto de inflexión entre la tecnología ordinaria y un nuevo “paraíso” en la que la tecnología será mucho más orgánica y funcional, ingenios como la Touchbar o la sencillez del Surface Dial así lo atestiguan.

Los usuarios ya no necesitan aprender engorrosos atajos de teclado para acceder rápidamente a funcionalidades avanzadas, el pragmatismo se ha acabado imponiendo.

Todo ello está desembocando en una democratización de la tecnología avanzada hacia usuarios menos avanzados que dispongan de importante capital, porque absolutamente todos los aparatos presentados superan los 1.500 dólares de precio.

Sin embargo el mensaje que éstos mandan trasciende mucho más del valor monetario. Son auténticos faros que iluminan el camino del resto de buques insignia de otras empresas tecnológicas. Modelos de concepto exclusivos y deseados que demuestran que es posible acercar más la tecnología a la sociedad, y sobre todo, que acercarla es guay.

Pronto películas de ciencia ficción como Minority Report parecerán más cercanas ¿acaso no reconocéis el Dial aquí?
Pronto películas de ciencia ficción como Minority Report parecerán más cercanas ¿acaso no reconocéis el Dial aquí?